viernes, 3 de julio de 2015

VITTORIO ALFIERI II



Vittorio Alfieri (Italia, 1749-1803)






Sonetto CLIII


Non fu sì santo, ne benigno Augusto,

come la tromba de Virgilio suona;

nè fu Virgilio un pensator robusto,

da fare il vero nascer d’ Elicona.



Il non avere in libertà buon gusto,

dagli alti cuori a lui non si perdona:

che l’ adular chi l’ ha di doni onusto,

fa che il vate in viltà col sir consuona.



E stolta ell’ è non men che ria menzogna,

il dir, che possa un vate in fama porre

il rio signor, se in fama porlo agogna.



Creda al contrario, chi lo allor vuol corre,

che il laudar gli empi ei merca a se vergogna,

nè dell’ infamia a lor può dramma torre.





Soneto CLIII



No fue tan santo ni benigno Augusto

como la trompa de Virgilio canta,

ni fue Virgilio un pensador agudo,

por quien verdades manan de Helicona.



El no tener en libertad buen gusto

las nobles almas nunca le perdonan:

si adula a quien de dones lo ha colmado,

en vileza a su rey el vate iguala.



Es necedad, no menos que mentira,

decir que pueda un vate darle fama

a un mal señor, si darle fama ansía.



Quien desea laurel, en cambio, piense

que se ultraja loando a los impíos,

que el dracma no los borra de la infamia.









Sonetto CLXIX

Due fere donne, anzi due furie atroci,
tor non mi posso (ahi misero!) dal fianco.
Ira è l’una, e i sanguigni suoi feroci
serpi mi avventa ognora al lato manco;

Malinconia dall’altro, hammi con voci
tettre offuscato l’inteletto e stanco:
ond’io null’altro che le Stigie foci
bramo, ed in morte sola il cor rinfranco.

Non perciò d’ira al flagellar rovente
cieco obbedisco io mai; ma, signor d’essa,
me sol le dono, e niun fuor ch’io la sente.

Non dell’altra così, che appien depressa
la fantasia mi tien, l’alma, e la mente…
A chi amor non conosce, insania espressa.




Soneto CLXIX



Dos fieras damas, como atroces furias,

de mí no puedo (¡ay, mísero!) alejarlas.

Ira es una, y con hórridos furores

me va arrojando sierpes a la izquierda;



Melancolía, a la derecha, ofusca

y agota mi intelecto con sus voces;

ya sólo ansío los estigios deltas

y sólo con la muerte me consuelo.



Nunca de ira al latigazo ardiente

ciego obedezco: sólo yo, su amo,

me entrego a ella, y sólo yo la sufro.



No así a la otra, que del todo hundidas

mi fantasía, mente y alma tiene…

A quien amor ignora muestra insania.




*Traducción de Ramiro Rosón Mesa.






Vittorio Alfieri (Asti, 1749-Florencia, íd., 1803) era un poeta y dramaturgo italiano. Autor de transición entre el clasicismo y el Romanticismo, ocupa un puesto de honor en las letras italianas, especialmente en el ámbito de la literatura dramática, y, por su patriotismo, se convirtió en estandarte del movimiento de independencia italiano (Risorgimento). Escribió unas veinte tragedias, en las que exaltó principalmente el patriotismo y el amor a la libertad con un estilo clásico. Entre sus obras más notables cabe destacar: Cleopatra (1775), Saúl (1782), basada en la Biblia, Agamenón (1783), Felipe II (1783), Antígona (1786), y su obra maestra, Mirra (1789), en la que abordó el difícil tema del incesto. Escribió también Rimas y su célebre autobiografía Vida. Tradujo en verso las comedias de Terencio y la Eneida, de Virgilio.





Ramiro Rosón Mesa (Santa Cruz de Tenerife, 1989). Es licenciado en Derecho por la Universidad de La Laguna. Escribe poesía lírica, teatro, narrativa y crítica literaria. Ha publicado La desgracia de Orfeo y el desdén de Colombina, libro que recoge dos obras teatrales, y el poemario Tratado de la luz, ambos en Ediciones Idea. Ha colaborado con las revistas Nexo, del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, y Fábula, de la Universidad de La Rioja, y con los suplementos culturales de los periódicos Diario de Avisos y La Provincia. Diario de Las Palmas. Asimismo, colabora con las revistas digitales Piedra y cielo y Fogal. Ha sido incluido en la antología virtual de poesía Las afinidades electivas. Colaboró con el escultor Román Hernández en su proyecto Armario de luces y sombras. En 2012, asistió como ponente al congreso Contextos críticos. Poesía canaria contemporánea, en el marco del VI Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas. En mayo de 2013, intervino en el marco del ciclo de lecturas poéticas Autolecturas, organizado por el Ateneo de La Laguna. Ha actuado en la obra teatral Cuatro de corazones, creada y dirigida por Daniel María y estrenada en septiembre de 2013. En noviembre del mismo año, participó en el festival Fuerteventura, isla de poetas, dentro del VII Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas. Forma parte de los autores traducidos al griego para la antología de poesía hispánica contemporánea que la editorial helena Vakxikon ha sacado a la luz en 2014. Ese mismo año, ha ganado el XXVIII premio de poesía Emeterio Gutiérrez Albelo con su poemario La simiente del fuego.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario