miércoles, 17 de febrero de 2016

CARLS PHILLIPS




BLUE

As through marble or the lining of   
certain fish split open and scooped   
clean, this is the blue vein
that rides, where the flesh is even   
whiter than the rest of her, the splayed   
thighs mother forgets, busy struggling   
for command over bones: her own,   
those of the chaise longue, all
equally uncooperative, and there’s   
the wind, too. This is her hair, gone   
from white to blue in the air.

This is the black, shot with blue, of my dark   
daddy’s knuckles, that do not change, ever.   
Which is to say they are no more pale   
in anger than at rest, or when, as
I imagine them now, they follow
the same two fingers he has always used   
to make the rim of every empty blue
glass in the house sing.
Always, the same
blue-to-black sorrow
no black surface can entirely hide.

Under the night, somewhere
between the white that is nothing so much as   
blue, and the black that is, finally; nothing,   
I am the man neither of you remembers.   
Shielding, in the half-dark,
the blue eyes I sometimes forget
I don’t have. Pulling my own stoop-
shouldered kind of blues across paper.   
Apparently misinformed about the rumored   
stuff of dreams: everywhere I inquired,   
I was told look for blue.






AZUL

Como través de mármol o del revestimiento de
ciertos peces se abrió y recogió
limpia, esta es la vena azul
que cabalga, donde la carne es aún
más blanca que el resto de ella, los muslos
extendidos de la madre que olvida , la ocupada lucha
por liderar los huesos: ella misma,
aquellos del chaise longue, todo
igualmente poco cooperativo, y no hay
viento, tampoco. Se trata de su cabello, que oscila
de blanco a azul en el aire .

Este es el negro, disparado de azul, de los nudillos
de mi padre oscuro, que no cambian , nunca.
Lo que quiere decir que no son más pálidos
en la ira que en reposo, o cuando, como
los imagino ahora, siguen todavía
los mismos dos dedos que ha utilizado siempre
para hacer el borde de cada cristal vacío
azul que canta en la casa .
Siempre , la misma
tristeza del azul al negro
ninguna superficie negra puede ocultarlo por completo .

Bajo la noche , en algún lugar
entre el blanco que es nada tanto
como el azul, y el negro que es , finalmente ; nada ,
Yo soy el hombre que ninguno de ustedes recuerda.
Blindaje, en la penumbra,
los ojos azules que a veces olvido
que no tengo  Inclinado sobre mi propio atrio -
mientras cargo algún tipo de azul a través del papel.
Al parecer mal informado sobre la murmurada
materia de los sueños: en todas partes , pregunté.
Me dijeron mira hacia el azul.



 *Traducción de Ana Gorría





Carl Phillips es autor de doce poemarios y dos ensayos, es considerado uno de los poetas líricos más originales y productivos. Cursó estudios en Harvard y en la Universidad de Massachusetts y ganó un premio de Escritura Creativa en la Universidad de Boston. Fue profesor de Latín durante muchos años y actualmente es profesor de Inglés en la Universidad de Whasington. Desde 2011 es juez de la Yale Series of Younger Poets.
Sus poemarios más recientes son: Reconnaissance (2015), Silverchest (2013), Double Shadow (ganador en 2011 del premio de poesía Los Angeles Times y finalist del National Book Award), y Speak Low (finalista en 2009 del National Book Award).
Ha publicado ensayos, críticas y traducciones. Es un amante de la Literatura Clásica, el Arte y la Cultura, estando siempre en su obra. Desde muy pronto, recibió buenas críticas por su producción poética. Ha sido influenciado por Wallace Stevens, T.S. Eliot o Rilke, a los que admira. Actualmente vive en Missouri.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario