miércoles, 31 de enero de 2018

CAROLYN FORCHÉ

CAROLYN FORCHÉ (Michigan, 1950)




The Memory of Elena


We spend our morning
in the flower stalls counting
the dark tongues of bells
that hang from ropes waiting   
for the silence of an hour.
We find a table, ask for paella,
cold soup and wine, where a calm   
light trembles years behind us.

In Buenos Aires only three
years ago, it was the last time his hand   
slipped into her dress, with pearls   
cooling her throat and bells like
these, chipping at the night-

As she talks, the hollow
clopping of a horse, the sound   
of bones touched together.
The paella comes, a bed of rice   
and camarones, fingers and shells,   
the lips of those whose lips
have been removed, mussels
the soft blue of a leg socket.

This is not paella, this is what
has become of those who remained   
in Buenos Aires. This is the ring   
of a rifle report on the stones,   
her hand over her mouth,
her husband falling against her.

These are the flowers we bought   
this morning, the dahlias tossed
on his grave and bells
waiting with their tongues cut out   
for this particular silence.

EL RECUERDO DE ELENA

Pasamos la mañana
entre los puestos de flores contando
las lenguas oscuras de las campanas
que cuelgan de las sogas esperando
el silencio de una hora.
Encontramos una mesa, pedimos paella,
sopa fría y vino, donde una luz
calma oscila desde hace años.

En Buenos Aires hace apenas tres
años fue la última vez que la mano de él
se deslizó hacia el vestido de ella, ella con perlas
que le enfriaban el cuello y campanas como
estas desafiando a la noche:

Mientras ella habla, el sonido
hueco de los cascos de un caballo, el sonido
de huesos que se tocan entre sí.
Viene la paella, un fondo de arroz
y camarones, canapés y caracoles,
los labios de aquellos cuyos
labios se removieron, mejillones
de un pálido azul.

Esto no es paella, esto es
lo que ha quedado de aquellos que permanecieron
en Buenos Aires. Esto es el sonido
explosivo de un rifle sobre las piedras,
ella se pone la mano en la boca,
su marido se desploma sobre ella.

Estas son las flores que compramos
esta mañana, las dalias tiradas
sobre su tumba y las campanas
esperando con su lengua cortada
este silencio particular.



Traducción de Denise Griffith

Poema extraído de El país entre nosotros 
(The Country Between Us)



No hay comentarios:

Publicar un comentario